Seleccionar página

Si llevas varios años siendo entrenador personal, dedicas el tiempo necesario a cada cliente de forma personalizada y, gracias a ello, tu negocio te va bien, es posible que en menos de 3 años te hayas quedado sin clientes y sin negocio.

En los últimos 10 años, los hábitos de las personas han cambiado, y lo seguirán haciendo.. Nuestros trabajos ya no son los mismos, nuestras unidades familiares tampoco y, parece que, nuestras prioridades tampoco.

El ritmo frenético al que estamos sometidos en las grandes ciudades está propiciando que busquemos acortar los tiempos en la mayoría de nuestras tareas diarias. Si nos centramos en el deporte, la prioridad es entrenar el menor tiempo posible persiguiendo obtener los mejores resultados. 

No es de extrañar que, entre el Top 20 de las Tendencias del Fitness para el 2020 el HIIT, una técnica que se ha puesto muy de moda por prometer grandes resultados realizando entrenamientos cortos, se haya posicionado como la segunda de la lista. Además, en la siguiente posición, vemos cómo el entrenamiento en grupo sigue siendo una de las prioridades, con el objetivo de participar en actividades junto a otras personas para conseguir un extra de motivación.

Tenemos que llegar a la quinta posición para encontrar el entrenamiento personal y a la novena si hablamos de asesoramiento en salud y bienestar.

Tampoco nos podemos olvidar que la evolución de la tecnología y el acceso a la información es la principal revolución de los últimos años, lo que se traduce en que el uso de los wearables (dispositivos tecnológicos que puedes llevar contigo) está en la primera posición de la lista.

Hace un tiempo publicaba el artículo “Cuánto dinero puede ganar un entrenador personal”  https://fitnessinnovation.io/cuanto-dinero-es-el-maximo-que-puede-ganar-un-entrenador-personal-al-mes/ y las cifras son preocupantes, no sólo por la limitación en los ingresos, sino también por el tiempo dedicado.

Aunque no todo son malas noticias, siempre depende desde qué lado se mira. Podemos darle “la vuelta a la tortilla” ajustando nuestros servicios para aportar valor allí donde se necesita.

Como entrenadores personales, podemos utilizar los wearables para conocer mejor y tener un mejor seguimiento de nuestro cliente, conociendo cuál es su actividad y hábitos, incluso cuando no está con nosotros. 

HIIT y entrenamiento en grupo suelen ir de la mano, con la impartición de clases colectivas. Como entrenadores personales podemos dinamizar grupos de tamaño reducido que, junto con un seguimiento semanal o quincenal de nuestro cliente, podemos conseguir un alto grado de personalización para la consecución de los objetivos.

Y, gracias a la tecnología, podemos ofrecer asesoramiento y programas personalizados a distancia, bien sea a través de videoconferencia o utilizando herramientas tecnológicas que permitan proporcionar al cliente toda la información sin necesidad de dedicarle un tiempo exclusivo.

Podemos ver el caso de Juan, un entrenador personal que tiene varios clientes a domicilio cada día, pero ha decidido aprovechar las nuevas oportunidades y ha decidido dar el salto al online. Para ello, lo primero que ha hecho es reducir el número de visitas que realiza a cada cliente de 2 a 1 vez a la semana, les ha dado un wearable y utiliza una plataforma a través de la cual, cada cliente, conoce los ejercicios que debe realizar y Juan sabe si los han realizado o no. Además, ha trabajado en su página web y está consiguiendo nuevos clientes potenciales a través de los formularios inteligentes que ha integrado, sin necesidad de realizar ningún tipo de gestión por su parte. Con ello, Juan duplicado su facturación trabajando las mismas horas. Y esto es sólo el comienzo, ya que ahora está pensando en crear un grupo de entrenamiento para tener más clientes en la misma hora y completar su servicio personalizado con una hora de seguimiento quincenal. En pocos meses, Juan habrá multiplicado x3 o x4 sus ingresos y estará trabajando menos horas.

El modelo tradicional de entrenador personal ha muerto. Digitalizar tu negocio es la clave para adaptarte a los nuevos tiempos, mejorar tus ingresos y reducir las horas de trabajo. 

Si quieres ser como Juan y, en 3 meses, conseguir 100 clientes digitalizando tu negocio, puedes ser uno de los 5 afortunados a los que asesoraré, personalmente, para conseguirlo. Sólo tienes hasta el 27 de noviembre (o hasta que se terminen las plazas) para apuntarte al programa https://alejandrocancelas.com/consultoria-de-digitalizacion/