La página web de tu negocio es tu mejor escaparate, no sólo cuando ofreces productos o servicios online, sino también para cualquier tipo de negocio. Y una vez conseguimos que el visitante se fije en nosotros, es el momento de conseguir su información de contacto para poder convertirlo a cliente. Este proceso es lo que se conoce como captación y gestión de leads (o contactos), y nuestra web es el lugar más adecuado para ello.

En estos días, cuando una persona tiene una necesidad concreta, ya sea comer -porque le entra el hambre mientras está de paseo por la ciudad- o entrenar -porque, tras comer en el sitio de comida rápida se acuerda que ha de quemar esas calorías de más-, lo primero que hace es acudir a su móvil, realizar una búsqueda en Google o Maps y realizar un primer filtrado de aquellos lugares que le han parecido interesantes. 

Si conseguimos que esta persona llegue hasta nuestra página, el siguiente paso es abrirle las puertas y conocerlo, preguntarle su nombre (y algún dato de contacto) y saber qué espera de nosotros, para poder ofrecerle un buen servicio, así como, en caso de que no se haya convencido en el primer encuentro, contactar con él, utilizando distintas estrategias, y convertirlo a cliente.

Y, en la era de la comunicación, como no podría ser de otra forma, tenemos múltples opciones a la hora de comunicarnos con otras personas, pero, como veremos a continuación, todas tienen su parte buena y mala a la hora de ser utilizadas con nuestros clientes potenciales. Estos son algunos de los métodos de contacto más frecuentes:

Teléfono de contacto en la web

Una de las formas de contacto más utilizadas, incluso a día de hoy, sigue siendo el teléfono. Su inmediatez sigue ganando adeptos, aunque para una empresa no siempre es la mejor opción.

Lo primero a tener en cuenta es que, a través de este medio, dejamos en el visitante la elección de que nos contacte, o no. Si no nos contacta, nunca sabremos quién es o qué quería (parece obvio, pero es una realidad).

Cuando la persona ha decidido a contactarnos, debemos ser conscientes de la importancia de estar disponibles,. Si un cliente potencial nos llama, pero no nos localiza, es posible que le hayamos perdido, haciéndose muy complicado volver a recuperarlo. Por ello, si tu negocio es de los que siempre que suena el teléfono no hay nadie disponible para responder, mejor no ofrecer esta opción. Incluir el horario de atención es un punto importante para que no llame fuera de hora.

Si nos consigue localizar, el siguiente punto a tener en cuenta es que recordemos pedirle sus datos de contacto para poder registrarlo como contacto. El nombre es bastante sencillo que nos lo proporcione, pero si le pedimos el email, la cosa se va a complicar. Por ello, debemos tener mucha mano izquierda para conseguir estos datos. 

Una información de gran valor es saber cómo nos ha conocido nuestro visitante. En el caso de la llamada telefónica, tendremos que recordar preguntárselo. Para ello, tal vez, tener un pequeño protocolo de respuesta, puede ser de gran ayuda.

Con todo ello, mi recomendación es incluir el teléfono en la web, pero en un lugar poco visible, sólo para aquellas personas que, de verdad, sí desean localizarnos a través de este medio porque el resto no les ha respondido a sus necesidades. El footer (o pié de página) es un buen lugar para ello.

Whatsapp o Facebook Messenger

Muy pocas personas, incluso los escépticos, no utilizan Whatsapp (excluyendo algunos países) para comunicarse cada día. Y seguro que nosotros también lo hacemos pero, ¿de verdad estamos preparados para que sea un medio de captación de clientes?

La inmediatez es el punto fuerte de estos canales, pero, a su vez, puede convertirse en un arma de doble filo y volverse en nuestra contra. Cuando escribimos a alguien por Whatsapp, esperamos que nos responda al momento y, si no lo hace, inconscientemente, estamos sintiendo una mala atención. Por ello, al igual que con el teléfono, es importante tener a alguien que atienda este canal si lo vamos a proporcionar como una opción de contacto.

Cuando vamos a llamar a una persona, nos paramos un segundo y nos preguntamos si es una hora adecuada. No queremos despertarle o molestarle en la noche pero, cuando utilizamos el Whastapp ¿pensamos lo mismo?. La realidad es que no y corremos el riesgo de que alguien nos escriba fuera de nuestro horario laboral, poniéndonos en una situación compleja.

Si quieres utilizar Whatsapp, te recomiendo no utilizar tu teléfono personal, al menos tu número. Contrata una nueva línea y utilizar Whatsapp Business https://www.whatsapp.com/business/. Para ahorrarte tiempo escribiendo, utiliza la plataforma web https://web.whatsapp.com/, escribir con el ordenador es siempre más rápido que con el teléfono. Y, por último, no caigas en la tentación de responder fuera de horas. 

Formularios de contacto

Nos referimos a formularios de contacto a aquellos que recogen datos a través de una página de contacto. Normalmente son formularios con varios campos, además del nombre y el email, incluyen otros como el departamento al que se escribe o un campo mensaje, donde el usuario puede escribir libremente su consulta.

Estos formularios son bastante impersonales y, cuando un usuario escribe, espera recibir respuesta. Sí, has leído bien. Y es que, muchos de los contactos a través de estos formularios, adivina: se quedan sin respuesta.

Para simplificar su gestión, además de enviarnos una copia por email, es importante tenerlos centralizados en un sistema de gestión o CRM.

Mi recomendación es incluir en todos los sitios web una página de contacto con este formulario para aquellos usuarios que están acostumbrados a utilizados.

Formulario de captación de leads

A diferencia de los formularios anteriores, estos formularios están principalmente diseñados para conseguir el contacto de clientes potenciales. Estos formularios se incluyen en lugares estratégicos del sitio web para obtener los mejores resultados.

Un formulario de captación, aunque su objetivo siempre es el mismo, puede tener distintas funcionalidades para mejorar su efectividad. Estos son algunos ejemplos:

  • Déjanos tu email para enviarte este ebook.
  • Déjanos tus datos y te llamamos.
  • Únete ahora al equipo, es gratis.
  • Consigue tu primera consulta GRATIS.
  • Tu primer entrenamiento GRATIS.
  • Conoce cuántas calorías tienes que consumir, al instante.

Los datos recogidos a través de estos formularios son de gran valor y, realizar una correcta gestión de los mismos, es clave para hacer crecer nuestro negocio. Por ello, utilizar una herramienta de gestión adecuada es crucial. Como sabes, yo trabajo directamente con FIT Tools, que no sólo permite centralizar toda la información para hacer una gestión efectiva de los contactos, sino que incluye formularios con campos inteligentes especializados para los profesionales del fitness y la salud.

Como conclusión, debemos tener en cuenta que la finalidad de nuestra página web es atraer y conseguir más clientes, por lo que hemos de dar las mayores facilidades de contacto, siempre y cuando realicemos una gestión inteligente.