Una carrera nocturna siempre es muy atractiva. Suele darse en épocas de calor y tener la ventaja de correr de noche, con una mejor temperatura y con la magia de las luces iluminando la ciudad promete una experiencia única. Pero, si no atendemos a la alimentación durante el día, puede convertirse en una verdadera pesadilla. La buena alimentación es una de las partes más importantes del entrenamiento, por lo que saber qué comer antes de una carrera es fundamental para conseguir los mejores resultados.

La preparación antes de una carrera debe ser completa en todos los aspectos, tanto en el físico -realizando los entrenamientos oportunos-, en el mental y en el alimenticio.

Una carrera nocturna tiene la peculiaridad que -a diferencia de las carreras en la mañana en las que, por lo general, tenemos 8 horas de sueño antes de activarnos y prepararnos para la carrera- las horas antes suelen ser horas de actividad y, si es en fin de semana, incluso de actividades sociales. Esto nos puede hacer caer en la tentación de realizar alguna comida indebida que puede tirar por tierra todo el trabajo que hemos realizado previamente.

Para poder conseguir el mejor resultado durante la carrera, te propongo sigas estos consejos: 

Llega descansado

Un día frenético de actividad seguro nos pasará factura en el momento de la carrera, así que intenta bloquear el día, dí no a esas actividades relámpago que te puedan proponer y disfruta de un día con actividades leves. Puede ser un gran momento para leer ese libro que tienes parado, poner en orden la oficina o disfrutar de tiempo con tu familia.

Una siesta de 30 minutos a media tarde, unas 5 horas antes de la carrera, te ayudará a reponer fuerzas si en la mañana has hecho alguna actividad movida.

Mantente hidratado

Debes llegar al momento de la carrera con una buena hidratación. Para ello, durante el día, ingiere una buena cantidad de agua y, por supuesto, olvídate de bebidas azucaradas o con alcohol.

La comida del día de la carrera

Una buena cantidad de carbohidratos y de proteínas es la mejor receta de una buena alimentación antes de la carrera.

Come un plato de pasta (la pasta integral o de lentejas rojas son grandes alimentos) o arroz para ingerir los hidratos de carbono necesarios, evita incluir salsas o picantes, acompañado con una pechuga de pollo o de pavo que te aportará una buena fuente de proteínas. Si sueles tomar postre, un yogurt desnatado natural sin azucar sería perfecto.

La merienda-cena es la clave

Unas 3 horas de la salida, debemos realizar la última comida de antes de la carrera. Dependiendo de la hora de salida, será casi una merienda o una cena. Llámalo como quieras, lo importante es comer lo adecuado para tener la energía suficiente y no sentirnos pesados durante la carrera.

Debes ingerir entre 300 y 500 calorías, dependiendo de la distancia, para poder cubrir el gasto que vas a realizar y llegar con fuerzas a los increíbles metros finales. Al igual que la comida, una combinación de carbohidratos y proteínas es lo mejor, siempre bajo en fibra.

Puedes comerte una tosta de pan integral con jamón o pavo y aceite de oliva virgen extra, un yogurt desnatado sin azúcar, un plátano y otra fruta rica en vitamina C.

Mi planning recomendado

Si la carrera nocturna es a las 22:30 horas, este puede ser un buen plan para el día:

 

  • Dormir entre 7 y 9 horas la noche anterior
  • Realizar actividad moderada por la mañana
  • Comer a las 14 horas
  • Siesta de recarga de 16:30 a 17 horas
  • Actividad leve por la tarde, leer, escribir, etc.
  • Cena a las 19:30 horas
  • Llegada a la salida con 40 minutos de antelación
  • Calentamiento
  • Romper tu marca personal

00:58:03 es mi mejor marca personal en 15k, ¿cuál es la tuya?

Espero que estos consejos te serivan para disfrutar de una gran carrera. Es un gran momento para ello. Recuerda que puedes compartir tus trucos o consejos en los comentarios, serán de gran ayuda para todos.